Historias de Humanidad- Spanish

5) Agua es un regalo

Siempre se dice que Agua es vida y una de las recursas más importantes que tenemos aquí en la tierra y que necesitamos. Yo personalmente siempre pienso en todo la gente que me ha dado agua y me ayudaba.

Una vez en el verano cuando fue corriendo, no me da cuento del calor y he tenido un gran sed. Nunca ha juzgado tan malo y me han faltado algunas kilómetros hasta mi casa. Ha preguntado dos ciclistas en el trayecto por agua y me han dado algo agua para beber de sus botellas.

Cuando fue caminando en Irlanda nuestros botellas fueran vacío y no hemos encontrado un sitio para rellenarlos. Aquí también nos hemos ayudado con preguntas y en el próximo pueblo hemos soñado en una casa. La mujer amable allí no sola ha llenado nuestros botellas, pero además nos ha invitado para un tee.

En nuestro último excursión con la bicicleta también hemos preguntado geten durante el recorrido, si hemos pudieron rellenar nuestros botellas con las suyas. Si la gente siempre dice que los alemanes están reservado y hostil contra los extranjeros, no puede confirmar esto tras mi experiencia. Porque nosotros hemos hecho el primero paso, todos nos han ayudado durante nuestro viaje y además hemos hablado con ellos sobre lo. Muchas veces ha tenido la impresión que no solo nos han ayudado con el agua porque es un deber. Compartir con amigos – esto no es una forma de humanidad – especialmente si es una cosa tan importante como el agua?


3) Gratitud perdida y encontrada

A veces lo pasa que se pierde una cosa valiosa- las llaves, el monedero y semejante. Normalmente se sienten Gratitud y alivio si alguien devuelve las cosas. Pero no siempre: . un amigo ha encontrado el pasaporte de una persona y le informó. El propietario fue a por lo, con una actitud si fuera lo más normal del mundo y no valiera gratitud.
Mi amigo tampoco lo visto como una acción especial, pero después de ese encuentro una otra persona llamó su atención en una manera muy positiva. Hace poco hubo encontrado la tarjeta de crédito de una persona y pudo clasificarla como la suya y contactarla. Ese propietario se alegró exuberante y lo agradeció con chocolate y palabras amables, que han mostrado que el apreció esa acción pequeña muchísimo. Pienso que eso también es parte de la humanidad: gratitud.
Sólo el retorno de las cosas es evidente para muchxs. Cuando me han contado este cuento, teníamos la idea que quizás a la gente más amable se ofrecen menos vivencias -que son notables para contarlas aquí- porque ellos ven a gestos humanos como algo natural.